Calendario Escolar 2017/2018

Alta Edad Media

(Visigodos)

Ante un débil Imperio romano de Occidente, se precipitan en Hispania (409): los suevos, en Gallaecia; los vándalos, en la Baetica o Andalucia, y los alanos, en la Lusitania, tras la toma de Mérida por Hermigario.

Doscientos mil visigodos, con su rey Ataulfo, atraviesan los Pirineos (415). Posteriormente, Roma encarga a su rey Walia limpiar la Península y prácticamente aniquila a vándalos y alanos (418). El alano Hermigario (419) muere a orillas del Anas (Guadiana) al ser vencido por los vándalos de Giserico. Ambos pueblos crearán el reino vándalo del norte de África (429).

Los suevos ocupan la Lusitania cuando Rechila toma Mérida (439), aquí establece su corte al ser nombrado rey (442). Su hijo Rechiario, ya católico, no tendrá los problemas de su padre con la Iglesia emeritense.

El rey visigodo Teodosio consigue Mérida para Roma (456), pero la Lusitania no es ocupada por los visigodos hasta que el rey Eurico la vuelve a conquitar (468). Él se independiza de Roma (475) y, al año siguiente, Odroaco depone al último emperador romano de Occidente. El metropolitano (arzobispo) Zenón es nombrado Vicario Apostólico; Mérida es, en la práctica, capital de Hispania. Aquí establece su corte Agila (549-554) desde donde combate insurreciones como la de Atanagildo que solicita ayuda a los bizantinos, que ocupan amplios territorios al este peninsular.

Tras el asesinato de Agila en Mérida (554), Atanagildo traslada la capital a Toledo donde no tiene que enfrentarse con la Iglesia emeritense, en su edad de oro con los metropolitanos Paulo, Fidel y Massona, como documenta el libro Vida de los Santos Padres Emeritenses.

La población hispano-romana es católica pero la minoría visigoda practica el arrianismo. Leovigildo, que pretende la unidad bajo esta fe, somete a la Lusitania (582). Su hijo Hermenegildo, católico, apoyado por emeritenses y cacereños, lo vence; aunque el Rey acaba tomando Mérida (584). También reduce definitivamente a los suevos (585).

El rey Recaredo, hijo de Leovigildo, influido por Massona, abraza el catolicismo (589) y unifica Hispania en esta religión. El conde emeritense Witerico llega a ser rey (603-610). Bastante después, el rey Wamba (681) establece por su cuenta una sede episcopal en Villa Aquae (Alange) que se suprime al poco. Al fin, el rey D. Rodrigo es derrotado por los musulmanes (711) y antes de huir definitivamente, parece que se refugia en el monasterio de Cauliana (Cubillana).