Calendario Escolar 2018/2019

Alta Edad Media

(Emirato)

Los musulmanes se apoderan rápidamente de Hispania. Mérida resiste un asedio de un año y se acuerda una rendición pacífica (713). Muza obtiene las riquezas de la Sede Metropolitana; a cambio, debe respertar a la población y sus costumbres. Mozárabes, judíos, muladíes, árabes y berberiscos habitan una Lusitania (Portugal, Extremadura y parte de Salamanca y Zamora) constantemente enfrentada al poder cordobés.

El superviviente omeya Abd al-Rahman I (756-788) se asienta en al-Andalus y da fin a la dependencia de Damasco con el emirato independiente de Córdoba. Su política centralista rompe los pactos locales. Le sucede su hijo Hisam I (788-796) que fue gobernador de Marida (Mérida). Abd al-Rahman II (822-852), ante una nueva revuelta (alentada mediante carta de Ludovico Pio, rey franco, a los mozárabes emeritenses), lanza un sangriento ataque contra Mérida, destruye su muralla y otros edificios, y manda construir la Alcazaba.

Ibn Marwan es jefe en Mérida de una población rebelde y el emir Muhammad I (852-886) arrasa la ciudad (868). Se vuelven a enfrentar en Alange; a Marwan no le permite volver a Mérida aunque sí, repoblar Batalyaws (Badajoz), donde funda un amplio señorío. Los morárabes emeritenses se trasladan a Badajoz (875), nueva capital del Garb (Occidente) al-Andalus.

Ibn al-Qitt (hijo del gato) con berberiscos de Mérida y Badajoz, se enfrenta con Alfonso III en Zamora. Ordoño II de León asalta la fortaleza de Évora (913); el gobernador de Badajoz (nieto de Marwan) restaura sus murallas y repara las de Badajoz. En otra incursión, el leonés destruye el castillo de Alange.