Calendario Escolar 2017/2018

Siglo XIX

(Guerras, Revoluciones e Ideas)

Extremadura se vió afectada por casi todos los conflictos armados y los radicales y continuos cambios de gobierno que tuvo España a lo largo de todo el siglo XIX. El más grave de esos conflictos fue la Guerra de la Independencia.

La ubicación en Extremadura de la frontera con Portugal, aliada del resto de naciones que estaban en liza contra Francia –Inglaterra sobre todo– acarreó que fuera un teatro de operaciones bélico de especial relevancia, con plazas como la de Badajoz que sufrieron el asedio y saqueo de ambos bandos, y donde se libraron batallas cruciales como las de Medellín o La Albuera. Con todo, el vacío de poder que esta guerra creó, se intentó superar con la creación de Juntas Supremas, la de Extremadura entre ellas. Ninguna de ellas logró controlar la situación satisfactoriamente. Sin embargo, miembros de ésta y otras juntas protagonizaron la promulgación de la primera Constitución Española, la de 1812, que habría de dar lugar a la introducción de los principios liberales, luego ampliados en las Constituciones de 1837, 1845, 1869 y 1876.

Desde 1812, la sociedad española se quebró entre quienes querían, a toda costa, mantener los pilares del Antiguo Régimen (los absolutistas) y quienes pensaban en nuevas formas de gobierno, de tener acceso a la propiedad y de estructurar la sociedad (los liberales). Pero, además, surgieron partidarios ultraconservadores que se levantaron en armas buscando un cambio en la línea dinástica y que propiciaron las llamadas Guerras Carlistas, de escaso efecto sobre la región. Por último, Extremadura, a consecuencia de sus pésimas vías de comunicación, orografía y boscosidad, se vio afectada por aquellos que, fuera de la ley, optaron por el bandolerismo como medio de vida.