Calendario Escolar 2017/2018

Siglo XIX

(Reforma Agraria Liberal)

Los liberales propiciaron grandes cambios que afectaron a la sociedad extremeña como, por ejemplo, que fuera el Estado el único legitimado para cobrar impuestos. Con esta finalidad se confeccionaron censos y otros controles a través de la Junta General de Estadística, obteniéndose fuentes de información inexistentes hasta entonces.

Sin embargo, la acción de mayor calado que ensayaron los distintos gobiernos liberales fue la Reforma Agraria, ya que la propiedad de la tierra era un elemento fundamental en la sociedad rural de entonces. Una serie de disposiciones, alentadas por ministros como Juan Álvarez de Mendizábal o Pascual Madoz, propiciaron que se nacionalizaran propiedades que estaban fuera del mercado (amortizadas) en manos de las llamadas manos muertas: la Iglesia (clero regular, órdenes militares y beneficencia sobre todo), la nobleza latifundista y bienes de los ayuntamientos. Estos bienes se subastaban a titulares privados que los adquirían como propiedades libres. Estas subastas distaron mucho de ser limpias en el procedimiento.

Extremadura, por la cantidad de propiedades en manos muertas (el 30% de su superficie), fue sobre la que más influyó el efecto desamortizador. Según se vendían terrenos se sucedieron las roturaciones y comenzó a desaparecer buena parte de la masa forestal de la región.

Aunque se partieron muchas dehesas y aumentó el número de propietarios casi todos eran miembros de la alta nobleza y la burguesía agraria. Mientras, los pequeños campesinos perdían el sustento que habían tenido, hasta su desamortización, con los bienes comunales y concejiles de los ayuntamientos.