Calendario Escolar 2018/2019

Edad Moderna II

(Continuación de la aventura americana)

Empobrecidos hidalgos extremeños, que no querían embarcarse en la aventura arriesgada de las armas que proporcionaba el alistamiento en los tercios, encontraron una salida airosa en el sueño de Indias, que podía hacerles con toda suerte de privilegios y dignidades, los mismos que en Castilla les estaban vedados. Este sueño se hacía muchas veces realidad bien por vías legales o sencillamente a través del contrabando y el fraude. No es menos cierto que esa salida hacia las américas enmascaraba en bastantes ocasiones a personajes que intentaban desesperadamente eludir la acción de la justicia. En todo caso, los emigrantes del XVII no eran tanto agricultores y ganaderos como funcionarios, profesionales liberales y eclesiásticos.

De América venían llegando desde el siglo XVI, manteniéndose parecido flujo en el XVII, metales nobles en barras o amonedados, joyas u obras de arte suntuario o sacro. También paños de terciopelo o de damasco, cueros, sustancias tintóreas como el añil, la grana y el palo de Campeche, o sustancias excitantes como el tabaco o el cacao junto a preciadas maderas exóticas.

Por otra parte, el agro extremeño durante el siglo XVII se vio sustancialmente modificado por la expansión de productos que, procedentes del Nuevo Mundo, se habían aclimatado en Castilla satisfactoriamente. Nuestras huertas, zonas ribereñas y barbecheras se vieron enriquecidas con la presencia del tomate, el pimiento, el maíz, la patata o la chumbera.