Calendario Escolar 2017/2018

Edad Antigua

(Mundo Rural)

Una proporción considerable de habitantes hispano-romanos de la Lusitania vivía en el campo, agrupados en villas ubicadas próximas a la red de calzadas, especialmente junto a las que confluían en Emerita Augusta, a cuyo mercado iban a parar buena parte de los productos que en ellas se producían.

Además de centros de producción agropecuaria, las villas fueron agentes de romanización en áreas rurales, terminando por funcionar en el Bajo Imperio como aldeas en las cuales, bajo la protección de un señor de la casa, los habitantes vivían en régimen de colonato.

Todas las villas tenían dos partes bien diferenciadas, una era la que ocupaban las dependencias en las que habitaba el dominus y su familia (pars urbana), por lo general de amplias dimensiones en contraste con la extrema sencillez de las viviendas de los colonos (pars rústica). Por otro lado estaban las construcciones productivas (graneros, almacenes, horno, forja, corrales, prensas de molienda, embalse...) en lo que se conoce como pars fructuaria. No muy distante de la villa se encontraba el cementerio.