Educarex

Junta de Extremadura
 
Acceso
 

Resultados de la búsqueda


Cargando resultados...


“Entre dos explicaciones, elige la más clara; entre dos formas, la más elemental; entre dos expresiones, la más breve.”

Eugeni d'Ors (1881-1954) Escritor español

InicioTestimonios de una vidaAño 2018Carlos Domingo Salguero Sánchez

Carlos Domingo Salguero Sánchez

PDF

Parece que fue ayer, pero… han pasado 42 años desde que inicié esta bendita profesión que me ha colmado de satisfacciones. Comencé en un colegio subvencionado de Mérida para pasar, una vez aprobadas las oposiciones, a  mi pueblo natal, Guareña, donde estuve tres años como provisional. Por el concurso de traslados me incorporé por un año a una  escuela unitaria en El Bohonal, otro curso en Serradilla (Cáceres) y, finalmente, a La Zarza, lugar donde han transcurrido mis últimos 36 años de docencia.

De todos los lugares mencionados tengo recuerdos muy gratos, en todos ellos me he sentido muy feliz y querido, siempre me he implicado al máximo en la noble tarea del maestro de educar, no solo la de instruir. No obstante, la “niña de mis ojos” es el colegio Nuestra Señora de las Nieves, de La Zarza, donde la longevidad me ha permitido impartir clases tanto a los padres como a sus hijos, con todo lo que conlleva de conocimiento y acercamiento familiar a mi alumnado. Además he tenido la satisfacción de llevar la gestión del centro, tres años como Jefe de Estudios y 29 años como director, ¡toda una vida!, siempre ayudado por unos excelentes profesionales que, más que compañeros,  éramos familia.  Gracias a todos ellos, hemos logrado involucrar al centro en la gran mayoría de los proyectos innovadores propuestos por la administración educativa (Atenea, Mercurio, Erasmus +, Sección bilingüe,  eScholarium,  Rebex, Escuela de padres, Revista escolar,  Junior Emprende, Segundo idioma,...). No obstante, siempre hay un “deseo no cumplido”, la construcción de un nuevo centro escolar, ¡cuánto me hubiera gustado haber inaugurado ese nuevo colegio! Más de una década luchando por su construcción y…me conformaré de ir de invitado sin poder haber podido trabajar en él. 

Ha sido tal la intensidad con la que he vivido mi experiencia docente que, más de  una vez, mi familia, “celosa” del tiempo que echaba en la escuela, me decía que me llevase una cama a la misma y así disponer de más tiempo para mi labor.

Ha sido un orgullo dedicarme a esta tarea tan bonita que se ha visto y se ve recompensada cada vez  que te encuentras con algún alumno y te saluda con cariño, recordándote que tú fuiste su maestro.

Para concluir, una reflexión que me he hecho muchas veces: “Soy una persona afortunada, he trabajado en la profesión más bonita del mundo, encima me han pagado por ello y ha podido vivir decentemente mi familia”, ¡que más puedo pedir!

  • Imagen
  • Imagen
subir

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas.

Al continuar navegando en este sitio, se entiende que acepta nuestra Política de Cookies.

 

Información sobre cookies


Utilizamos cookies propias para asegurar el correcto funcionamiento de la web y cookies de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información, siga leyendo este apartado.

Qué son las cookies y para qué se utilizan

Una cookie es un fichero que contiene una pequeña información que es enviada por un sitio web y almacenada en el navegador del usuario. De esta manera, el sitio web puede recoger ciertos datos e informaciones sobre las acciones del usuario para así poder optimizar la navegación y ofrecerle servicios que complementen la experiencia de navegación.

Este sitio utiliza cookies cuando un usuario navega por el. Dichas cookies se asocian a un usuario anónimo y a su navegador. Las cookies permiten así a la web, reconocer a los usuarios que accedan a ella, con el único fin de asegurar el correcto funcionamiento de la misma y facilitar a éstos su navegación. En cualquier caso, el usuario puede configurar su navegador para que le avise de la recepción de cookies e impedir así su instalación. Siga leyendo para saber como.

Entre la información que almacenan estas cookies se encuentran: dato de aceptación de cookies, datos de sesión o datos referentes a la navegación intrínseca en el sitio web (páginas visitadas, opciones seleccionadas…etc)

Las cookies utlizan la información que guardan, para personalizar la navegación del usuario, por ejemplo, para poder recordar su login y password automáticamente, obteniendo de esta manera una navegación más rápida y fluida.

Tipos de cookies utilizadas

Podemos distinguir entre dos tipos de cookies en función de su permanencia: cookies de sesión y permanentes. Las cookies de sesión caducan una vez se cierra el navegador, sin embargo, las cookies permanentes se almacenan durante el tiempo definido por el sitio web, o bien hasta que se borren manualmente en el navegador.

En función del objetivo, las cookies que utilizamos son:

Qué ocurre si acepta las cookies

Si tiene las cookies activadas en su navegador, utilizaremos esa información para asegurar el correcto funcionamiento de la navegación a través del sitio. Por ejemplo, si es administrador, el sistema recordará por si solo su login y password, para evitar teclearlo cada vez que entre en el.

Que ocurre si desinstala o borra las cookies

Algunas funcionalidades de los servicios quedarán deshabilitadas como, por ejemplo, permanecer identificado, con lo que no funcionaría en acceso a los usuarios administradores, o no mostrar el aviso de aceptación de cookies.

Como desinstalar las cookies o rechazarlas en su navegador

Todos los navegadores actuales permiten cambiar la configuración de Cookies. Estos ajustes normalmente se encuentran en las ‘Opciones’ o ‘Preferencias’ del menú de su navegador. Lo que sigue a continuación es una pequeña ayuda sobre como actuar en cada navegador (únicamente se incluyen navegadores mayormente reconocidos)